Imagen: stockvault.net
Imagen: stockvault.net

El mercado evoluciona a pasos agigantados, y sus consumidores deciden qué anuncios de publicidad desean ver, se saltan los vídeos en Youtube, cambian la radio en cuanto escuchan publicidad y se han vuelto más eficientes en navegar por red.

Quizás esta descripción no está del todo ajustada a la realidad, pero incluso los defensores del marketing tradicional no pueden negar los cambios drásticos que atraviesa el mercado.

A medida que las tácticas del marketing tradicional fallan, la importancia del marketing sigue siendo considerable más que nunca. Que un medio falle no debe convertirse en una excusa para detener la promoción de su marca, sino más bien debe ser una oportunidad para obtener una ventaja sobre su competencia.

Considerando esto, las empresas inteligentes reasignan su presupuesto de marketing a estrategias más modernas, innovadoras. Por lo que no sorprende que el marketing de contenidos sea una de las primeras nuevas áreas en las que invierten.

Muchos han oído sobre el marketing de contenidos, pero en realidad no saben muy bien lo que significa. Sospechan que tiene algo que ver con blogs, pero no tienen claro el propósito de éste. Y después de todo, el marketing de contenidos va en contra de la comercialización más extendida fundamental: vender, vender, vender.

El marketing de contenidos ayuda a subir la aguja indicadora de las ventas, lo hace de una manera indirecta. En lugar de generar conversiones, el marketing de contenidos se centra en la comunicación y construcción de relaciones, que a su vez fomentan la concurrencia y lealtad a la marca.

La recompensa mayor de toda esta estrategia es generar una comunidad incondicional a la marca, esto se debe a que el marketing de contenidos ayuda a las empresas no sólo con la adquisición de clientes, sino también con la retención.

Toda empresa debe invertir en el marketing de contenidos como parte de una estrategia global, independientemente de su tamaño o industria. Una buena idea, vídeos, datos obtenidos de encuestas e infografías son fuentes para generar contenidos, siempre y cuando sean relevantes y fidedignos para las personas.

Todos tenemos ideas que compartir, si se trata de un fotógrafo profesional puede crear contenidos sobre tips para aprovechar diversos escenarios para sesiones fotográficas. Si eres veterinario, un blog sobre cómo las personas pueden cuidar la alimentación de sus mascotas. Si ofreces servicio de coach, crear contenido sobre cómo las personas pueden potenciar sus capacidades. Enlaza a tu sitio web cuando sea posible para dirigir el tráfico y llegar a conversiones.

Compartir contenido es fácil, lo difícil puede ser no saber hacer que ese contenido sea relevante para nuestro público objetivo. Grande o pequeño. Local o Nacional, no importa. Toda empresa debe invertir en el marketing de contenidos, no es sólo el futuro de marketing sino el presente.

Marketing de Contenidos, una inversión necesaria para todos
Etiquetado en:                            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *