Desde hace algún tiempo que somos espectadores de la faceta más intensa que ha vivido la publicidad, la emotiva. Y las marcas de coches forman parte de ella, nos presentan sus nuevos modelos a través de generar y transmitir emociones, sensaciones de libertad, poderío, sentimientos e ilusiones; llegando a ser muchas veces incluso el único beneficio que ofrece la marca. Podría decirse que son pocos los que nos muestran el vehículo, su línea, su diseño interior, sus atributos y ventajas que ofrece al consumidor frente a un mercado tan competitivo.

Para recordar: Shakira vs. Seat (Pure Intuition, Good Stuff), de hecho la misma marca en su eslogán se encarga de ofrecernos “Auto emoción”, O Rafa Nadal en un Kia Cee’d y con un mensaje “Para gente extraordinariamente normal” que puestos a ver entonces todos podemos jugar como Rafa, ¿no?. Y no puedo dejar de mencionar el spot de Volkswagen, versión Darth Vader, en creatividad e ingenio ha sido fantástica aún sin mostrar cualidades del producto.

Por su lado Hyundai ha presentado a Europa su nuevo modelo Veloster y su spot ha sido censurado, juega con otro tipo de emociones, intenso sí, pero poco criticable si ahora las marcas venden emociones, ¿no?

Algunos spots, y vosotros mismos podéis valorar cuáles se encargan de vendernos más emociones que producto. Peugeot «Motion & Emotion» y ofreciendo algo así como diversión sobre ruedas.

Sonic de Chevrolet, un mensaje sobre estructura, diseño interior y exterior.

Honda, diseño y puede que un poco de velocidad, quizás si lo conduces te haga sentir como un Fernando Alonso.

Otro de Seat Ibiza, al final subirte a uno es fiesta asegurada.

Skoda Fabia, una campaña verde.

Renault, una campaña eléctrica.

Podría decir que han pasado poco más de…. ¿díez años? desde que la publicidad  apuesta por la estrategia de la emotividad y sin duda alguna depende de las respuestas emocionales que despierta a través de la memorabilidad.

Emociones que venden coches
Etiquetado en:            

Un pensamiento en “Emociones que venden coches

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *