Tener un plan de comunicación bien estructurado, muchas veces viene precedido de una investigación de mercado, y una vez más los objetivos juegan un papel fundamental dentro del mismo para poder tener claro el mensaje que se quiere transmitir.

En lo particular, desarrollar un plan de comunicación sin tener claro dónde está el público objetivo, qué es lo que quieres decir y cuáles serían los canales para difundir el mensaje, es como lanzarse a la alcaldía de un municipio, que no sabes dónde está, cuántos habitantes tiene y mucho menos cuáles son sus necesidades.

Así que, al momento de armar nuestro plan de comunicación, estos son algunos de los puntos clave que intervienen en su estructura:

Concepto:

Básico, la definición de nuestro proyecto. Se trata de plasmar la idea de lo qué se quiere hacer, difundir, dar a conocer y compartir.

Objetivos:

¿Qué es lo que quieres transmitir?, ¿adónde quieres llegar?, ¿qué quieres alcanzar?, ¿cómo quieres proyectarte y posicionarte?

Target:

Tu público objetivo, ese segmento de mercado al que te diriges y quieres darte a conocer.

Eje de comunicación:

¿Cuál es tu mensaje principal?, ¿tu razón de estar ahí?, ¿cómo te quieres diferenciar frente a la competencia?

Insight:

Tu propuesta de valor. La filosofía que te identifica.

Estrategia:

¿Cómo comunicarás tu mensaje?, ¿cómo estará compuesto?, ¿qué medios utilizarás para difundirlos?, y la pregunta más importante de todas, ¿tienes un plan B?. De igual forma, podemos incluir en este punto las estrategias de publicidad, tales como: coherencia, claridad en el mensaje, imagen corporativa y mensaje adaptado al segmento.

Base line:

Frase que te identifica.

Claim:

Tu slogan, ese mensaje puntero que te posiciona.

Tono:

La definición del tono en todos los mensajes que se crean para transmitir, además de coherencia, deben conservar la misma línea en comunicación (lenguaje sencillo, dependiendo del segmento).

Canales de comunicación:

La selección de los medios de comunicación que integren el plan de comunicación, es el factor más relevante para hacer llegar nuestros mensajes. Es importante determinarlos según nuestro target, para poder lograr el alcance deseado.

En definitiva, la creación de nuestro plan de comunicación, debe estar compuesto por importantes factores para su aplicación y para la obtención de óptimos resultados. Si alguno de estos puntos nos falla, todo nuestro esfuerzo podría ser en vano e incluso perjudicial para nuestra marca.

El Plan de Comunicación
Etiquetado en:                        

Un pensamiento en “El Plan de Comunicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *